Oakland, Tn.- Una investigación conjunta realizada por agentes especiales con la Oficina de Investigaciones de Tennessee y el Departamento de Policía de Oakland condujo a la acusación y arresto de una pareja de Oakland en relación con la muerte de su hijo pequeño en junio.

Agentes especiales de TBI se unieron al Departamento de Policía de Oakland para investigar la muerte de un niño de 7 meses. Más temprano ese mismo día, Max Long que nació el 5/11/21 fue llevado a un hospital de Memphis por sus padres, donde fue declarado sin vida.

Durante la investigación, los agentes identificaron a los padres del niño, Ashley Long y Christopher Gardner, como los responsables de la muerte del niño y del presunto abuso y abandono de sus otros tres hijos pequeños mientras estaban en su casa en la cuadra 100 de Laurel Street en Oakland.

El lunes, el Gran Jurado del Condado de Fayette entregó las acusaciones acusando a Long de 29 años y Gardner de 38 años cada uno con un cargo de homicidio grave, dos cargos de abuso infantil agravado, negligencia y peligro, y tres cargos de abuso infantil, negligencia y peligro.

El martes, Long y Gardner, quienes han estado detenidos en la Cárcel del Condado de Fayette desde el 23 de junio, recibieron órdenes de arresto por los seis cargos imputados. Cada uno de sus bonos están fijados en $1,000,000.