México. Recientemente, los medios locales reportaron que los padres de 43 estudiantes que desaparecieron en 2014 en México pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que cumpla su palabra el lunes cuando miles se unieron a ellos en un desfile, criticando los errores de un gobierno que prometió castigar a los responsables.

Se dijo que la protesta por las calles de la capital coincidió con el octavo aniversario de la desaparición de los estudiantes. El mes pasado, los padres dijeron que tenían un rayo de esperanza en el caso después de que Jesús Murillo Karam, el exfiscal principal del país, fuera arrestado en relación con el caso.

Aclararon que, desde entonces, los manifestantes, que incluyen a estudiantes actuales de Ayotzinapa, han adoptado un tono más duro. La semana pasada, los manifestantes derribaron la entrada a una base militar en la Ciudad de México antes de arrojar piedras y cócteles molotov a los soldados.

Indicaron que, en agosto, el máximo funcionario de derechos humanos de México presentó los resultados de una investigación sobre el incidente, que involucró a los estudiantes de magisterio del Colegio Rural de Maestros de Ayotzinapa, y lo calificó como “un crimen de Estado”.

Te puede interesar: Capturaron a un inmigrante indocumentado condenado por homicidio

Precisaron que el informe aclaró que la investigación inicial sobre el incidente liderado por Murillo, apodado la “verdad histórica”, estuvo plagada de errores y que todos los niveles del gobierno habían estado involucrados en la desaparición de los niños y el posterior encubrimiento.

“La verdad es que parece que se están burlando de nosotros”, expresó la madre de uno de los estudiantes desaparecidos. Además, agregó: «Señor. Presidente, queremos la verdad”.

Cabe destacar que después de que a Murillo, que permanece en prisión, se le concedió una suspensión temporal de su juicio, y después de que se cancelaron casi dos docenas de órdenes de arresto para otros sospechosos, los padres de los estudiantes indicaron que sienten que están jugando con ellos.

Por su parte, Emiliano Navarrete, quien es el padre de otro estudiante desaparecido, afirmó: “El gobierno tiene la culpa. Si el presidente prometió manejar este caso… tal vez solo fue un truco publicitario. Tal vez fue para que la gente confiara en él”.

Es importante reiterar que Llos 43 estudiantes se dirigían a la Ciudad de México desde el estado de Guerrero, en el Pacífico, cuando desaparecieron. Solo se han encontrado tres cuerpos.

Imagen publicada en las redes sociales @ kenialopezr