Asheboro. Este jueves los medios informaron que desde la Oficina del Sheriff del Condado de Randolph afirmaron que no harán cumplir los mandatos del toque de queda por COVID-19. Esto se dio un día antes de que la orden modificada de permanecer en casa del gobernador Roy Cooper entre en vigencia

La Orden Ejecutiva 181 entra en vigencia el viernes a las 5pm. Esta nueva orden implementa un período de cierre público nocturno temporal en ciertos negocios.

También establece una orden modificada de «Permanecer en casa» que se extiende desde las 10pm hasta las 5am hasta el 8 de enero.

También establece que las personas deben quedarse en casa o en el lugar donde permanecerán durante las 10pm y las 5am; se aplican excepciones.

Te puede gustar: Condenaron a un sujeto a 20 años de cárcel por robos a mano armada

La orden de Cooper tiene como objetivo frenar el aumento en las tasas de infección y hospitalizaciones por COVID-19.

Sin embargo, este jueves, la Oficina del Sheriff del condado de Randolph declaró que no hará cumplir los mandatos establecidos por la orden ejecutiva.

“Hacerlo requeriría una fuerza laboral que nuestra oficina simplemente no tiene; sobrecargaría los ya saturados expedientes judiciales; aumentaría el contacto social entre nuestros diputados y los ciudadanos que no promueve un interés legítimo de seguridad pública”.

Expresaron en un comunicado.

Además, instaron encarecidamente a todos los ciudadanos a seguir las pautas recomendadas de ejercer el distanciamiento social. También de usar una mascarilla en público y lavarse las manos con frecuencia