La Corte Suprema de Estados Unidos examinó este martes la solicitud de restitución de un cuadro del pintor impresionista franco-danés Camille Pissarro robado por los nazis en 1939 y actualmente expuesto en España.

El lienzo de 1897 “Rue Saint-Honoré, por la tarde. Efecto lluvia” está, como otras obras de Pissarro, en el centro de una larga batalla legal con ramificaciones internacionales.

La pintura, que muestra carruajes tirados por caballos y peatones ocupados en un cruce de caminos parisino, perteneció en 1937 a una judía alemana, Lilly Cassirer Neubauer, que se vio obligada a dársela a un oficial nazi a cambio de documentos que le permitieran irse de Alemania.

La entonces propietaria había perdido el rastro de la pintura, vendida en una subasta en Berlín durante la Segunda Guerra Mundial. Y en 1958 había aceptado una compensación económica, otorgada por un tribunal alemán, sin renunciar a sus derechos.

No fue hasta el año 2000 que uno de sus descendientes localizó la obra: Claude Cassirer supo que el cuadro, que había visto de niño en el salón de su abuela, estaba expuesto en Madrid, en el museo Thyssen-Bornemisza.

El gobierno español se lo compró siete años antes al barón Hans-Heinrich Thyssen Bornemisza, heredero del imperio industrial de la familia Thyssen y gran coleccionista de arte, quien lo había comprado él mismo en Estados Unidos en la década de 1970 sin conocer su historia.

Por lo tanto, Claude Cassirer pide a España que devuelva la obra, pero el gobierno ibérico se niega.

Radicado en California, el hombre presentó una denuncia en 2005 ante un tribunal federal estadounidense. Pero posteriormente falleció y sus hijos se han hecho cargo de la demanda.

AFP
Imagen de la Corte Suprema de EEUU, en Washington el 18 enero de 2022

El expediente se extiende entonces por los dos continentes, con decisiones de la justicia española y de la justicia estadounidense desfavorables a los herederos.

La audiencia del martes en la Corte Suprema representa su última esperanza.

Los debates se centraron en una cuestión jurídica: ¿es la ley española -según la cual un propietario no está obligado a devolver un bien saqueado si desconocía su origen en el momento de la compra- o la ley californiana -que no toma en cuenta la buena fe del titular — la que debe prevalecer en este caso?

Entre 1933 y 1945 los nazis robaron, decomisaron o destruyeron unas 600.000 obras de arte en Europa. A menudo tribunales de diferentes países son llamados a intervenir.

chp/vgr/llu/cjc

© Agence France-Presse