Ciudad del Vaticano. Recientemente, los medios reportaron que el Papa Francisco instó este domingo a los países a no enviar inmigrantes de regreso a países inseguros. Puso de ejemplo a Libia, donde aseguró que muchos sufren condiciones violentas e inhumanas similares a las de los campos de concentración.

“Tenemos que poner fin al regreso de los migrantes a países que no son seguros”, declaró, mencionó “miles de migrantes, refugiados y otras personas que necesitan protección en Libia”.

Aseguraron que el llamamiento del Papa en su bendición dominical se produjo cuando los líderes de la Unión Europea luchan por superar sus diferencias sobre cómo manejar a los inmigrantes. Indicaron que este es un tema que alimenta el apoyo a los grupos nacionalistas y populistas en toda la UE.

Te puede gustar: Coleccionista estadounidense compró por 7.7 millones de dólares el triceratops más grande del mundo

Por su parte, Francisco pidió a la comunidad internacional que “cumpla sus promesas” de encontrar soluciones duraderas para gestionar los flujos migratorios en Libia y en todo el Mediterráneo.

Precisaron que el pontífice se debe dar prioridad a los rescates en el mar, el desembarco ordenado, las alternativas a la prisión y los caminos regulares hacia los procedimientos de inmigración y asilo.

Igualmente, se mencionó que Francisco habló un día después de la última audiencia de un juicio muy publicitado en Sicilia donde el exministro del Interior Matteo Salvini, líder del partido de derecha Liga de Italia, enfrenta cargos de secuestro por negarse a permitir que un barco de inmigrantes atraque en el país en 2019.

Los medios destacaron que, este mes, la oficina de derechos humanos de la ONU exigió una investigación sobre lo que llamó fuerza “innecesaria y desproporcionada” de las fuerzas de seguridad libias para detener a inmigrantes africanos, incluso asesinaron a tiros a algunos de los que intentaban escapar.

Imagen publicada en las redes sociales y difundida por los medios.