Las autoridades buscan refugios para acoger a más de un centenar de niños inmigrantes que fueron liberados en Los Ángeles, California. Esto ocurrió porque un tribunal ordenó a las agencias migratorias que liberaran a los infantes detenidos en tres centros de reclusión, para evitar el riesgo a que se contagien de COVID-19.

Dos de estos tres centros de reclusión tienen casos confirmados de coronavirus. Incluso Dolly Gee, quien es jueza de distrito, dijo que estos podrían convertirse en epicentros de contagio. Así lo anunció el día viernes.

Te puede interesar: Iniciaron jornada para detectar el virus en Bogotá

Además declaró que las unidades de detención familiar “están en llamas y ya no hay tiempo para medias tintas”.

De acuerdo a la decisión, los 124 menores detenidos debían ser entregados a sus padres o puestos en familias de acogida temporales; esto con la aprobación de los padres y será hasta el 17 de julio.

Los medios indicaron que el fallo del día viernes fue un resultado de la batalla legal que organizaciones proinmigrantes han emprendido. Estas buscan que el Gobierno libere, durante la pandemia, a todas las personas detenidas en esos centros,

Con información de AFP, El Informador y agencias.