GEORGIA.- Un niño de tres años se ha convertido en el séptimo niño en morir encerrado en un auto caliente en el país este año bajo el calor de la temporada.

El pequeño niño fue identificado como Kendrick Engram Jr., quien perdió la vida el pasado 26 de junio como resultado de asfixia después de haber estado expuesto al calor durante casi tres horas, según el forense del condado de Muscogee.

Según el forense del condado de Muscogee, la abuela del niño se dio cuenta de que el ‘menor había desaparecido’ alrededor de las 8pm luego de que ella y los otros dos pequeños salieran del auto desde las 5:30pm.

Luego de llamar al tío de los niños y preguntar por Kendrick la abuela pidió que revisara el auto. Fue entonces cuando encontró a Kendrick inconsciente en la tercera fila del vehículo y llamó al 911.

El menor estuvo dentro del auto estacionado en un Wendy’s cuando las temperaturas alcanzaron un máximo de 95 grados el domingo, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Engram fue declarado muerto poco después de las 9:00 p.m. del domingo.