Condado de Wolfe, Kentucky.- Los equipos de búsqueda y rescate del estado llamaron a la caída de un niño por un acantilado como “un milagro”.

Los equipos de emergencia se desplegaron cerca de la ruta de senderismo Princess Arch luego de que hubieran sido informados de un niño de 4 años que se había escapado de sus padres y se había caído por un acantilado.

El cuerpo de rescate detalló que el jovencito golpeó varias repisas antes de caer casi 70 pies en total. El padre del niño cruzó un río y un puente colgante para llegar a él al pie del acantilado.

Los equipos de rescate llegaron para evaluar al niño, dijeron que era “muy hablador” y sobre todo interesado en hablar de superhéroes. Aunque estaba cubierto de raspaduras y moretones, se espera que esté bien.