La vocera de la Cámara de Representantes de Estados Unidos (EU), Nancy Pelosi, condenó las condiciones del acuerdo alcanzado entre México y el gobierno de Donald Trump, al considerar que el compromiso de hacer de México el lugar de resguardo de los migrantes solicitantes de asilo huminatario en Estados Unidos (EU),  atenta contra sus derechos y garantías.

En un comunicado, la lideresa parlamentaria, integrante del Partido Demócrata, lamentó las amenazas lanzadas por Donald Trump en contra de México y dijo que la política de «devolución» poco hace para solucionar las causas reales de la migración desde Centroamérica.

Palosi  pidió al actual ocupante de la Casa Blanca colaborar de forma estrecha con las autoridades mexicanas para desmantelar las redes de trata de personas migrantes, situación ya contemplada por la administración de López Obrador, que esta semana anunció el congelamiento de cuentas de varias empresas vinculadas a organizaciones encargadas de promover las llamadas «caravanas migrantes».