Recientemente, se informó que, a pesar de que se ha perdido durante casi 50 años, el anillo de bodas de Karen Autenrieth, de Texas, fue hallado.  

La mujer, de San Antonio, Texas, perdió su anillo de bodas en 1973. Esto ocurrió cuando ella y su familia visitaron a su abuela en Chicago. Ella le dijo a los medios que ayudaba a sus tres hijos a subir al auto cuando su anillo voló de su mano hacia la nieve.

«Estaba nevando mucho, hacía mucho frío».

Expresó la mujer.

Aunque lo buscó de inmediato, y unas semanas más tarde, después de que la nieve se derritiera, el anillo de Autenrieth nunca apareció sino hasta ahora.

Gracias a algunas publicaciones en las redes sociales y la investigación de una sociedad histórica de Chicago, Autenrieth recibió su anillo de bodas por correo y lo abrirá este día de San Valentín.

Te puede interesar: Policía instó a que las personas entregaran a sus ex como regalo del Día de San Valentín

Ella ha estado casada con Robert Autenrieth durante 55 años. La pareja obtuvo alianzas de boda a juego, con sus iniciales y la fecha de su boda grabada en el interior.  Ese grabado es lo que ayudó a los historiadores a rastrear a la mujer.

A finales de enero, un hombre publicó en Facebook que había perdido su propio anillo de bodas en la nieve de Chicago. Entonces, uno de sus amigos comentó que ella había encontrado otro anillo de bodas mientras estaba haciendo jardinería hace unos ocho años. Otra mujer vio el comentario y etiquetó a la Ridge Historical Society local para ver si podían ayudar a encontrar al dueño del anillo.

Fuente: Pixabay

El grupo estuvo de acuerdo y buscó en archivos de periódicos, sitios web de ascendencia y registros inmobiliarios de la casa donde se encontró el anillo. Finalmente, la Ridge Historical Society localizó al abuelo de Autenrieth, a su tía abuela y luego a la propia Autenrieth.

Por su parte Carol Flynn, quien es una de las investigadoras de la sociedad histórica, expresó a los medios que le envió un mensaje a Autenrieth para decirle que tenía su anillo.

Flynn envió el anillo a San Antonio, donde Autenrieth lo recogió en la oficina de correos a principios de esta semana. Ella le dijo al periódico que ella y su esposo esperaron para abrir el paquete hasta este día de San Valentín.