BLUE RIDGE, Ga. – El hombre de 74 años que trabaja como recepcionista en Blue Ridge Walmart de Georgia, y que siempre les decía a los clientes que “tengan un día bendecido” murió el miércoles por COVID-19. 

El hombre fué noticia nacional hace 5 años cuando se dió a conocer que su frase de despedida, aparentemente insultó a un cliente, y su manager le dijo que dejara de decirlo. 

Sin embargo, la indignación en las redes sociales y el apoyo que Phillips recibió afuera de la tienda llevó a Walmart a revertir su decisión en menos de 24 horas.

En 2015, Phillips dijo a los periodistas que estaba agradecido por su trabajo en Walmart, pero que estaba preocupado por la solicitud de su gerencia.

La gerencia de Walmart luego emitió un comunicado revocando su decisión diciendo: “Valoramos enormemente a nuestros asociados y apreciamos su trabajo en la empresa. Es bienvenido a seguir compartiendo su saludo con nuestros clientes ”.

Aunque Phillips ya no está parado en las puertas de Walmart, dejó un gran legado atrás.

Phillips quien murió de 80 años, se convirtió en una celebridad local. La gente se presentaba en su Walmart, solo para conocerlo y saludarlo.

Su rostro también estuvo en la portada de no uno, sino dos periódicos locales. E incluso se colocó una valla publicitaria, mientras conduce hacia Blue Ridge, que dice “Tenga un día bendecido”.

Fotografía: Facebook