Reino Unido.- Durante el fin de semana, en Brownhills High Street, un bebé de solo 2 semanas de vida perdió la vida a causa de un accidente.

Según informan los medios locales, una pareja paseaba a su recién nacido en su cochecito cuando de repente, el conductor de un BMW perdió el control de su auto y terminó subiéndose a la baqueta, llevándose todo lo que se encontraba frente a él.

En el camino, el auto arrolló la carriola en donde se encontraba el bebé, la cual terminó entre el BMW y una pared, provocando que el bebé resultara gravemente herido. Uno de sus padres solo sufrió una herida leve en un hombro.

El pequeño fue trasladado de inmediato a un hospital pero desafortunadamente murió por las heridas sufridas en el accidente. El conductor huyó del lugar pero horas más tarde, la policía pudo dar con él y fue arrestado.