Un ciudadano italiano llamado Marco Penza de 27 años de edad; amante de la naturaleza, viajero y protector de tortugas fue hallado muerto este fin de semana en Costa Rica.

Según los medios de comunicación locales e italianos. Penza se encontraba haciendo un voluntariado de protección de tortugas marinas junto a una compañera en la playa de Matapalo, en Savegre de Quepos.

Esto sucedió en sus labores como voluntario y en su jornada del pasado miércoles 20 de octubre. Junto a él estaba la estadounidense Nylah Garret, su amiga y originaria de Tacoma, Washington.

Junto a él, ella se perdió en alta mar porque la corriendo los succionó rumbo al océano. Ellos se encontraban nadando. La jalada de corriente los arrastro pero la Garret pudo salvarse, sin embargo Marco no.

También te puede interesar: Mató a un intruso a su propiedad mientras lo reportaba al 911

“Marco y yo estábamos nadando y fuimos succionados por la corriente del océano. Me salvé, pero Marco no lo logró. Fue uno de los hombres más felices y amables que he conocido, siempre listo para la aventura. Me encantaba hablar con él”, dijo en Facebook su amiga Nylah Garret sobre el viajero italiano.

Tras una gran labor de las autoridades de Costa Rica, el cuerpo fue encontrado por un avión de vigilancia aérea flotando en la costa de Portalón de Quepos.

El papá y el hermano de Penza viajaron a suelo tico y varios amigos hicieron una recolecta por medio de la página GoFundme para repatriar los restos y llevarlos hasta Limbiate, al norte de Milán, para sepultarlo en su tierra natal.

“Le gustaba viajar y era una persona muy activa. Le encantaba el senderismo y pasar su tiempo libre en plena naturaleza”, dice la descripción de sus amigos en GoFundme.