Corea del Sur.- Una cámara registró el pasado 9 de junio el momento exacto en que parte de un edificio de cinco pisos que iba a ser demolido se derrumbó sobre una autovía en la ciudad de Gwangju. La avalancha de escombros obstruyó los seis carriles de la carretera y aplastó a un autobúsmatando a nueve personas, todas ellas mayores de 60 años, e hiriendo otras ocho.

Otros vehículos por poco evitaron también ser aplastados por la enorme estructura, incluyendo el auto donde se encontraba la cámara que grabó la escena.

Ninguno de los operarios que trabajaban en la demolición del edificio resultó herido, ya que habían escapado del lugar al detectar indicios de un inminente derrumbe incontrolado y sin dar aviso a nadie más, según medios locales.

De acuerdo con las autoridades, han arrestado al director ejecutivo de la compañía encargada del derribo por incumplir las medidas de seguridad pertinentes.