Tennessee. Desde la Oficina del Sheriff del Condado de Knox acusaron a un hombre y una mujer por declaraciones falsas. Estos dijeron que los dos mintieron sobre lo que presenciaron después de que un hombre fue encontrado muerto a tiros en su casa en Powell.

Las autoridades acusaron a Spencer McElhaney, de 20 años de edad. Además, a Rachel Dobbins, de 23, por informes falsos a los oficiales.

Según los informes de arresto, los agentes llegaron a una casa en 7801 Camberley Drive. Esto ocurrió el pasado miércoles alrededor de las 3 am para recibir una llamada sobre un hombre fallecido. Este fue identificado como Devin Black.

Recomendado para ti: Una mujer fue acusada tras tiroteo en una parada de autobús

McElhaney y Dobbins indicaron a los agentes que un «hombre negro con una sudadera con capucha negra» entró al sótano y le disparó a Black en la cabeza. Aseguraron que después el sujeto corrió

Los agentes dijeron que no encontraron señales de un sospechoso. Esto después de que las unidades K-9 y otros oficiales registraron el área.

Los dos fueron interrogados. Durante la segunda entrevista, los oficiales indicaron que los dos admitieron haber mentido sobre el sospechoso desconocido. Declararon que había dicho eso porque que se les ocurrió la historia mientras esperaban que llegaran los oficiales.

McElhaney luego afirmó que la víctima se había disparado en la cabeza mientras jugaba con un arma, según el informe de arresto.

Los dos fueron arrestados y enfrentan cargos judiciales el 7 de diciembre a las 10 a.m.