Haití. Recientemente, los medios locales reportaron que el primer ministro de Haití, Ariel Henry, destituyó al ministro de Justicia. Aseguraron que esto se dio después de que este último respaldara a un fiscal que presentó cargos contra Henry por el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Cabe destacar que se dijo que el gobierno está en desorden después de que otro alto funcionario renunció. Este argumentó que no trabajaría con un primer ministro “que había sido sospechoso por el asesinato del presidente”. Se aseguró que Henry no ha comentado sobre las acusaciones.

Por su parte, indicaron que la investigación dio un giro dramático la semana pasada cuando el fiscal Bed-Ford Claude envió una carta al primer ministro Henry. Este solicitió discutir los registros telefónicos que, según indicó, mostraban que Henry tuvo conversaciones telefónicas con uno de los sospechosos clave pocas horas después de la muerte del presidente.

Noticia recomendada: Hallaron un camión robado, usado para traficar inmigrantes indocumentados en Texas

Mencionaron que el sospechoso, el exfuncionario de justicia Joseph Felix Badio, es sospechoso de haber dado la orden a los pistoleros colombianos de matar al presidente.

Es importante reiterar que el presidente Moïse fue asesinado a tiros el 7 de julio. Esto se dio cuando hombres armados irrumpieron en su residencia en los suburbios de la capital, Puerto Príncipe, y lo mataron e hirieron a su esposa.

Por su parte, la policía precisó que ha arrestado a 44 personas, incluidos 18 ex soldados colombianos, en relación con el asesinato. Sin embargo, se aseguró que la investigación sobre quién pudo haber ordenado el asesinato continúa.

Los medios indicaron que el primer ministro Henry no comentó sobre las conversaciones telefónicas excepto para decir que “ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, me distraerá de mi misión”.

Ariel Henry. Imagen publicada en las redes sociales @ HaitianBond