México. Recientemente, los medios locales reportaron que México está subsidiando alrededor del 35% del precio minorista de la gasolina utilizando fondos de su ganancia extraordinaria del petróleo, lo que está teniendo un efecto neto neutral en las finanzas públicas, expresó el economista jefe de la Secretaría de Hacienda.

Se dijo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a principios de este año a utilizar los ingresos adicionales de los precios más altos de exportación de petróleo para garantizar que los costos de combustible en la bomba no aumenten más que la inflación.

Aclararon que el gobierno podría hacer ajustes graduales a los subsidios si los precios de la gasolina siguen subiendo más rápido que los del petróleo.

Te puede interesar: Canciller Marcelo Ebrard quiere que México sea la sede de los Juegos Olímpicos de 2036

Se dijo que la gasolina regular en México se vende a unos 22 pesos ($1,06) por litro en lugar de los 34 pesos que costaría sin el alivio del gobierno de los llamados IEPS, indicó Rodrigo Mariscal al podcast Norte Económico del banco Banorte publicado esta semana.

“Podemos decir con certeza que tenemos suficiente espacio fiscal para poder seguir ayudando al IEPS en gasolina, sin dañar ni poner en riesgo la estabilidad de las finanzas públicas”.

Expresó Mariscal.

Se indicó que el déficit fiscal ronda el 3,1%, que según Mariscal es “bastante manejable” y se mantendría bajo control incluso en escenarios de estrés financiero.

Aclararon que la desgravación del impuesto al combustible le costará al gobierno alrededor del 1% del PIB en impuestos no recaudados en 2022, precisó el economista jefe.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.