México se impuso por 1-0 a Estados Unidos para ganar la Final de la Copa Oro, jugada en el Soldier Field de Chicago, Illinois.

Gerardo «Tata» Martino, seleccionador de México, realizó sólo un cambio respecto al partido de Semifinales contra Haití: Antuna apareció como extremo por derecha en lugar de Alvarado. Estados Unidos alineó el mismo once inicial con el que derrotó por 3-1 a Jamaica.

El primer tiempo fue más intenso que brillante, marcado por las imprecisiones ofensivas de los dos equipos. Estados Unidos perdonó a México en tres ocasiones. Al minuto 4, Ochoa evitó un gol de Pulisic y al 7′ Altidore falló en la definición, como haría Arriola al 29′.

 

Fiel a su costumbre, a México le faltó la capacidad de desequilibrar en el último tercio de la cancha, y la acción más destacada de los primeros 45 minutos fue un disparo desviado de Jonathan dos Santos al 41′.

En el segundo tiempo, México se salvó de nuevo de recibir gol gracias a una intervención sobre la línea de gol de Andrés Guardado a un disparo de Morris.

 

Andrés Guardado la hizo de Ochoa y despejó de cabeza al borde de la línea un testarazo de la selección de las barras y las estrellas.

 

Pizarro, que estuvo a punto de salir de cambio al final del primer tiempo, se convirtió en la segunda parte en el mejor jugador de México y al 72′ pasó el balón a Jiménez, que lo tocó de taco para que Jonathan dos Santos anotara el gol que definió el encuentro.

 

México llega así a 11 títulos de Concacaf, mientras Estados Unidos lo sigue de lejos con siete.