La Selección Mexicana avanzó a las semifinales de la Copa Oro luego de imponerse en penales a su similar de Costa Rica, en un partido donde Guillermo Ochoa se lleva los reflectores por lo hecho en el tiempo de juego y en la tanda desde el manchón penal.

Costa Rica se despide con la frente muy en alto de una Copa Oro llena de altibajos, con partidazo en Houston donde obligó hasta la tanda de penales, tras el 1-1 en el tiempo regular.

Entregados. Así se resume el juego de cada jugador de La Selección de Costa Rica.

Los primeros 45 minutos fueron más que parejos, con ambos equipos peleando por la posesión del esférico, aunque fue el equipo costarricense el que logró generar jugadas peligrosas de gol, incluidas un par de disparos de Celso Borges, uno que se fue apenas por encima del travesaño y otro que pegó en el poste.

 

Cuando el Tri vivía su peor momento sobre el terreno de juego, fue cuando aprovechó un contragolpe en el que Rodolfo Pizarro llegó a los linderos del área, desde donde sacó un pase raso para Raúl Jiménez, quien después de un rechace disparó a primer poste para vencer al arquero.

 

El complemento comenzó con una gran intensidad y fue el cuadro mexicano el que tuvo la gran oportunidad de ampliar la ventaja, pero Uriel Antuna se equivocó en el pase y desperdició la oportunidad.

La polémica se hizo presente al minuto 50 cuando Costa Rica consiguió una pena máxima luego de una falta inexistente sobre Joel Cambpell. El encargado de cobrar desde los once pasos fue Bryan Ruiz, quien lo hizo de buena forma para poner el 1-1 parcial.

México e abalanzó al frente con la intención de recuperar la ventaja lo antes posible, algo que casi logra en par de ocasiones con un disparo de Jiménez que fue atajado por el arquero y por otro disparo del delantero del Wolverhampton que se fue apenas desviado.

El Tri siguió atacando pero el tiempo reglamentario llegó a su fin, con lo que el partido se fue a los tiempos extras, donde el cuadro mexicano tuvo las jugadas más peligrosas; sin embargo, no logró concretar ante una Costa Rica que tuvo la más clara con un remate de McDonald que fue atajado de gran manera por Ochoa.

El partido se tuvo que definir en tanda de penaltis, la cual inicio mal para México con un tiro fallido por parte de Jiménez, aunque Costa Rica correspondió con la falla de Randall Leal. Fue hasta la muerte súbita cuando Guillermo Ochoa se puso la capa de héroe al atajar el disparo de Keysher Fuller para darle el triunfo al Tri.

De esta manera, mucho más sufrido de lo pensado, el conjunto mexicano se calificó a las semifinales de la Copa Oro, certamen en donde se medirá ante Haiti.