¿Lionel Messi o Robert Lewandowski? El Mundial-2022 podría quedarse sin alguna de sus estrellas más brillantes el miércoles al término del choque Polonia-Argentina, con el pase a octavos en juego, donde espera la Francia de Kylian Mbappé, ya clasificada.

Los días pasan y el cuadro de la fase de eliminación directa comienza a rellenarse, de Brasil a Francia, pasando por Países Bajos, Senegal, Inglaterra y Estados Unidos.

Pero el miércoles no habrá boletos a octavos para todas las estrellas alineadas: el duelo Messi-Lewandowski, entre la antigua estrella del Barça y el actual delantero centro del club catalán se anuncia como un choque de titanes donde el vencido contará con muchas opciones de tomar la puerta de salida en el grupo C.

Tanto por parte argentina como por parte polaca se rechaza reducir el partido a un pulso entre los dos delanteros.

«Las comparaciones no sirven», declaró el argentino Lionel Scaloni, seleccionador bajo presión.

«Lewandowski es un gran jugador, es un privilegio y un placer verlo de cerca, como cualquier hincha de fútbol. ¿Que si tiene el nivel de Messi? Hay que disfrutarlo, no hay que compararlo».

Aunque a Polonia le sirve un empate para alcanzar los octavos de final por primera vez desde 1986, Argentina, por su parte, debe ganar para evitar sudores fríos después de su inicio fallido ante Arabia Saudita (derrota 2-1).

– Francia a la espera –

Durante su segundo partido, ante México, la Albiceleste pareció por momentos superada por los acontecimientos, consciente de un que un gol en contra podía mandarla a casa muy prematuramente. Pero Messi sacó su batuta con un gol soberbio, vivido como un gran alivio, y los argentinos terminaron ganando 2-0.

Para superar el obstáculo polaco, Argentina deberá penetrar por un muro defensivo que aún no ha recibido ningún gol en este torneo, y seguir de reojo el resultado del Arabia Saudita-México, en el otro partido.

Esas son las condiciones para que Messi, de 35 años y en el que es presumiblemente su último Mundial, pueda continuar soñando con un título que coronaría su inmensa carrera y lo colocaría a la misma altura de Diego Maradona.

Pendiente de ese partido estará la campeona del mundo Francia. Con el primer puesto de su llave D casi asegurado, el equipo de Didier Deschamps se mediría en ese caso en octavos con el segundo del grupo C.

El delantero de Polonia Robert Lewandowski entrena en Doha el 29 de noviembre de 2022 / AFP

– ¿Cruce Francia-Argentina? –

Y el posible reencuentro con la Argentina de Messi, como en 2018, partido memorable del Mundial de Rusia (4-3), hace salivar al mundo del fútbol.

Tras haber sellado la clasificación en su segundo partido, Francia tiene que mantener la «dinámica» positiva y dar la oportunidad a los suplentes contra Túnez el miércoles (15h00 GMT).

En el otro partido, Dinamarca se tambalea antes de enfrentarse a Australia. «El hecho de tener esta tranquilidad (…) nos da un poco más de margen de maniobra. Pero este tercer partido no debemos desperdiciarlo», dijo el seleccionador de Francia, Didier Deschamps, que mantuvo el secreto sobre las posibles rotaciones que vaya a realizar.

Cambios, «habrá» después de las dos victorias convincentes contra Australia (4-1) y Dinamarca (2-1). «¿Cuántos? No lo sabrás y el adversario tampoco lo sabrá», dijo el martes.

La incertidumbre se mantiene incluso en la identidad del arquero titular, un puesto en el que Deschamps no suele mantener ningún misterio. Estaría entre el capitán Hugo Lloris, que, con 142 partidos jugados, compartiría el récord nacional de Lilian Thuram, y el veterano portero Steve Mandanda, que, con 37 años y ocho meses, se convertiría en el jugador de más edad de la historia de los Bleus.

Más allá de las individualidades, los franceses quieren prepararse lo mejor posible para el «segundo torneo» que comienza en los octavos de final… sin pensar en la identidad de su rival. «En los octavos de final están los mejores equipos del Mundial. No tienes derecho a esconderte», dijo el centrocampista francés Aurélien Tchouaméni.

© Agence France-Presse