Indonesia, Asia.- Señalan que más de dos mil viviendas resultaron dañadas y más de cinco mil habitantes fueron evacuados por el terremoto de magnitud 5.6

En el terremoto quedaron al menos 162 personas sin vida y cientos resultaron heridas en un sismo de magnitud 5.6 ocurrido hoy lunes en la principal isla de Indonesia, Java, una sacudida que hizo temblar los rascacielos de la capital, Yakarta.

El epicentro del terremoto fue ubicado cerca de Cianjur, a unos 110 km al sudeste de Yakarta, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

«Lamento informar de que 162 murieron», dijo el gobernador de Java Occidental, Ridwan Kamil, en un video al que tuvo acceso la AFP. Adam, un vocero de la administración de la ciudad de Cianjur, en Java Occidental, y que como muchos de sus compatriotas no tiene apellido, confirmó ese balance.

Sin embargo, la agencia indonesia de gestión de catástrofes todavía daba cuenta de 62 muertos (tras haber revisado al alza el saldo anterior, de 56 fallecidos).

Según esa agencia, más de dos mil viviendas resultaron dañadas y más de cinco mil habitantes fueron evacuados.

Previamente, Ridwan Kamil había afirmado que se había restablecido parcialmente la electricidad por la noche, pero sin especificar si esto era así gracias a generaciones o porque la red eléctrica estaba funcionando.

Por ahora, las autoridades dieron cuenta de al menos 700 heridos tras el sismo, pero advirtieron que el saldo podría ser mucho mayor.

Según él, el hospital Sayang de Cianjur no tenía acceso a la electricidad desde el terremoto y los médicos no podían operar a las víctimas. Se necesita más personal sanitario para atender al gran número de afectados, agregó.

Vecinos de la localidad transportaban a las víctimas al hospital en todoterrenos y motos, según imágenes obtenidas por la AFP. Los cuerpos de los fallecidos eran colocados delante del establecimiento, bajo una lona.

Comercios, un hospital y un internado islámico de Cianjur sufrieron importantes daños durante el movimiento telúrico, según la prensa local. En los medios se podían ver varios edificios de la localidad con el tejado derrumbado.

El jefe de la policía de Cianjur, Doni Hermawan, declaró a Metro TV que las autoridades rescataron a una mujer y a su bebé, víctimas de un corrimiento de tierras, pero que otra persona, que había resultado gravemente herida, murió.

En 2018, en la isla de Lombok y la isla vecina de Sumbawa un violento sismo causó más de 550 muertos.

Ese mismo año, otro terremoto, de magnitud 7.5, provocó un tsunami que azotó Palu, en la isla de Sulawesi, y causó la muerte o la desaparición de cuatro mil 300 personas.

En 2006, la isla de Java sufrió un sismo de magnitud 6.3 en el centro. Hubo seis mil fallecidos y decenas de miles de heridos.

Pero el país sigue marcado por el terremoto del 26 de diciembre de 2004, de una magnitud de 9.1, frente a las costas de Sumatra.

El potente temblor desencadenó un devastador tsunami que causó la muerte de 220.000 personas en toda la región, de ellas 170 mil en Indonesia, una de las catástrofes naturales más mortíferas jamás registradas.