FLORIDA.- Según  informan medios locales, un jurado de Florida encontró culpable a Sheila O’Leary, de 35 años de edad, luego de haber sido acusada de la muerte por malnutrición de su hijo de 18 meses, a quien alimentó con una estricta dieta vegana basada en frutas y verduras crudas.

Según los reportes, la madre fue detenida junto a su esposo, Ryan O’Leary, en 2019. La pareja explicó que la familia era vegana, por lo que sus cuatro hijos seguían una dieta de alimentos crudos, que consistía principalmente en mangos, rambutanes, plátanos y aguacates. La alimentación del bebé era complementada con leche materna.

Luego de deliberar por casi un día, finalmente el jurado encontró culpable a la mujer de seis cargos; asesinato en primer grado, abuso infantil agravado, homicidio agravado, abuso infantil y dos cargos de negligencia infantil.

Una vez fueron dictados los cargos, la mujer fue enviada de vuelta a prisión, donde permanecerá hasta que le sea dictada sentencia el próximo 25 de julio.