BANGOR, MAINE

Una mujer arrestada por la muerte de su pequeña hija estuvo en la corte el miércoles, acusada de frotar droga en las encías de su pequeña hija.

Kimberly Nelligan, de 33 años, se declaró inocente de poner en peligro el bienestar de un niño y la posesión de una droga programada.

La policía dijo que encontraron a la niña de 1 año que no respondía en la casa de la mujer en octubre del año pasado. La menor murió en un hospital.

El médico forense dictaminó que el fentanilo la había envenenado.

Documentos de la corte dicen que el padre del bebé le dijo a la policía que Nelligan frotó residuos de drogas en el interior de las encías del bebé para ayudarla a dormir.

También le dijo a la policía que Nelligan había estado haciendo esto durante unos dos meses antes de la muerte del bebé.

Hay un posibilidad de que se presenten otros cargos dijo la Fiscal de Distrito del Condado de Penobscot, Marianne Lynch.

A Nelligan se le permitió la libertad bajo fianza, pero se le prohíbe el contacto no supervisado con menores y no puede comunicarse con el padre del bebé.

Ella debe regresar a la corte en noviembre.