Millones de turistas locales acudieron en masa a los principales lugares turísticos de China durante las vacaciones de cinco días que comenzaron el 1 de mayo, señal de que el temor al covid-19 ya es un recuerdo lejano.

Las callejuelas de Pekín estaban el martes llenas de visitantes, muchos sin mascarillas, mientras que parejas de novios se sacaban fotos frente a la entrada de la Ciudad Prohibida.

Shanghái, la otra gran ciudad china, y sus atracciones también fueron invadidas por turistas locales durante el fin de semana.

AFP
Una calle comercial de Pekín muy concurrida el 3 de mayo de 2021

En Wuhan, donde en diciembre de 2019 surgió la pandemia de covid-19 que azota al mundo, miles de personas sin mascarilla cantaron y bailaron hombro con hombro en un festival de música al aire libre.

A mediados de 2020, China logró controlar la circulación del virus tras decretar confinamientos estrictos y cierres de fronteras.

Este martes sólo se registraron 17 contagios entre viajeros en cuarentena.

En el primer trimestre de este año, la economía registró un espectacular crecimiento interanual de 18,3% en China, donde la vida ha vuelto casi a la normalidad, salvo pequeños brotes ocasionales de coronavirus.

AFP
Miles de personas, muchas de ellas sin mascarilla, recorren la calle comercial de Nanluoguxiang en Pekín el 3 de mayo de 2021

– “Tenemos suerte” –

Imposibilitados de viajar al extranjero debido a la limitación de los vuelos y a la cuarentena obligatoria para las personas que ingresan al país, los chinos se volcaron en masa al turismo local.

Las escenas de alegría durante el feriado de cinco días que culmina este miércoles, contrastaban fuertemente con el silencio y el miedo imperantes en las ciudades chinas en el mismo período el año pasado.

La plataforma de reserva de viajes Ctrip estimó que 200 millones de personas iban a viajar durante los cinco días de vacaciones.

Las reservas de hoteles para estas vacaciones aumentaron en un 40% con relación a mayo de 2019, antes de la pandemia.

AFP
Turistas visitan la Ciudad Prohibida en Pekín durante las vacaciones el 3 de mayo de 2021

Los precios de los vuelos interiores aumentaron significativamente con relación a 2019, indicó la fuente.

No obstante, el gobierno chino sigue siendo cauteloso ante el resurgimiento del virus e instó a los responsables y gerentes turísticos a limitar el número de visitantes y a identificar a los turistas antes de ingresar a los sitios de atracciones.

Zhang, un hombre oriundo de Shijiazhuang, capital de la provincia de  Hebei, vino a Pekín con su familiar para visitar la arquitectura histórica y los monumentos.

AFP
Miles de personas participan, apiñados, en un festival de música al aire libre en Wuahn, la ciudad china donde surgió el covid-19, el 1° de mayo de 2021

“El virus está bien controlado y ya está disponible la vacuna, así que me siento relativamente seguro”, dijo Zhang a la AFP.

Por su lado, Zhao Mengyu, un estudiante de secundaria de las afueras de Pekín, manifestó su satisfacción con la situación.

“Creo que tenemos suerte”, dijo Zhao a la AFP mientras caminaba por la arteria comercial de Nanluoguxiang.

AFP
Turistas visitan la Ciudad Prohibida de Pekín el 3 de mayo de 2021, durante el largo feriado de cinco días que comenzó el 1 de mayo

“Si estuviéramos en el extranjero, posiblemente no pudiéramos salir, no nos sentiríamos libres y también sería bastante peligroso”, comentó.

AFP
Millones de turistas locales acudieron en masa a los principales lugares turísticos de China durante las vacaciones de cinco días que comenzaron el 1 de mayo, señal de que el temor al covid-19 ya es un recuerdo lejano. (Duración: 00:01:55)

tjx/leg/zm/mis

© Agence France-Presse