El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cumplió este domingo 1° de diciembre su primer año de Gobierno y presentó ante los ciudadanos en la famosa plaza del Zócalo, en el centro del Distrito Federal, su informe.

El mandatario, de 66 años llega al primero de los seis años de su administración con una muy buena aprobación del 60%, pero se ha visto reducida en los últimos años por el recrudecimiento de la violencia relacionada al narcotráfico y una economía que entró en una meseta.

“La disminución de la incidencia delictiva constituye nuestro principal desafío pero estamos seguros de que vamos a serenar a México con el apoyo del pueblo”, dijo el izquierdista ante decenas de miles de seguidores reunidos en el Zócalo.

Recordó que la violencia no empezó y se intensificó en el último año sino que viene de muchos años atrás, siendo una herencia de gobierno anteriores, que tomaron la “irresponsable decisión de lanzar a militares a una lucha frontal contra la delincuencia organizada”.

López Obrador, conocido popularmente como AMLO, es el primer presidente de una fuerza de socialista que llega al Gobierno de México. Para su partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), la forma de sacar al país de la vorágine de violencia se resume en una frase: “Abrazos, no balazos”. Dicho enfoque se centra en dar apoyos económicos y becas a jóvenes de escasos recursos para rescatarlos de las manos de los grupos criminales, algo que han criticado expertos en seguridad y opositores de derecha y alabado por quienes creen que la este tipo de impulsos, sumado a una estrategia de educación integral, podrían evitar que las próximas generaciones delincan.

AMLO celebró, ante los vítores de sus partidarios, 84 de 100 logros que prometió para el primer año de Gobierno, entre los que destacan:

  • Reducción del robo de combustible en un 94%.
  • Prohibición de la siembra de maíz transgénico con el programa agrícolas “Sembrando Vidas”.
  • Reducción del presupuesto de Presidencia de la República en un 75%.
  • Creación de la empresa estatal Telecomunicaciones e Internet para Todos, filial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la concesión para ofrecer servicios de internet sin fines de lucro en todo México.
  • Se detuvo la caída en la producción de petróleo y comenzó la construcción de una nueva refinería en Tabasco.

Admitió que durante el primer año no hubo crecimiento económico pero adujo que mejoró la distribución de la riqueza.