La Agencia Espacial Europea -ESA- publicó este miércoles las imágenes del Sol tomadas por su sonda Solar Orbiter durante el primero de sus acercamientos a la estrella, este 26 de marzo.

“La sonda voló más cerca del Sol que el planeta interior Mercurio, logrando su mayor acercamiento, a solo el 32% de la distancia de la Tierra al Sol. Al estar tan cerca del Sol, las imágenes y los datos devueltos fueron espectaculares”, señala la agencia en la descripción del video.

En la grabación, el sol se ve en ondas de 17 nanómetros de longitud, emitidas por el gas a más de un millón de grados centígrados. Esta temperatura corresponde a la atmósfera interna de la estrella, precisa la ESA.

Durante el primer acercamiento, la Solar Orbiter registró varias estructuras observadas previamente a distancias mucho mayores. Entre ellas están los llamados ‘erizos’ (‘hedgehogs’), que contienen “picos de gas caliente que se extienden en todas las direcciones”. Asimismo, en las imágenes aparecen poderosas llamaradas y los polos de la estrella.

Dada la cercanía al Sol, el escudo térmico de la sonda se acaloró durante el acercamiento a 500 ºC. No obstante, disipó el calor, posibilitando el funcionamiento normal del equipo.