La increíble sonda Parker que forma parte del catalogo de la NASA llegó el 21 de noviembre al punto más cercano al Sol, el cual es denominado “perihelio”, también batió sus propios récords de distancia y velocidad según los responsables de la misión.

La sonda logró acercarse a 8,5 millones de kilómetros de la superficie solar, esto es lo más cerca que ha estado hasta por ahora. Durante el acercamiento, el cual se completó exitosamente el 26 de noviembre, Parker se desplazaba a una velocidad inédita de 586.864 km/h. A esa velocidad, la sonda tardaría menos de una hora en llegar a la Luna desde la Tierra.

En el pasado, Parker estableció dos récords el 29 de abril de este mismo año, cuando se aproximó al astro a una distancia de 10,4 millones de kilómetros a una velocidad de más de 532.000 km/h, convirtiéndose de este modo en la sonda espacial más cercana al Sol.

Según científicos de la misión Parker, en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Laurel, durante el acercamiento la sonda también encontró cantidades de polvo más altas de lo esperado.

“Lo emocionante es que está mejorando enormemente nuestra comprensión de las regiones más internas de nuestra heliosfera, dándonos una idea de un entorno que, hasta ahora, era un misterio total”, dijo Nour Raouafi.

AG.