La nueva imagen de Kim Kardashian nos hace pensar que se quitó los implantes

En los últimos días, gran cantidad de fans de Kim Kardashian tienen una teoría respecto a la nueva imagen que mostró a lo largo de su aparición en Late Late Espectáculo con James Corden. De hecho, los rumores o chismes en redes sociales aseguran que la empresaria se quitó los implantes de pecho, ya que se le ve más delgada que jamás y el área se muestra más pequeña de lo frecuente.

Kim, de 41 años, decidió usar un escote que, supuestamente, se ve más reducido en su vestido plateado pronunciado en el programa de entrevistas. Sus seguidores en casa no pudieron evitar comentar que esa zona de su cuerpo se ve poco a poco más pequeña; como que hay una pérdida de sus conocidas curvas.

Kim se ha enfrentado a años de chismes sobre si se ha operado la nariz y se puso rellenos, como especulaciones sobre sus conocidas curvas. Últimamente aceptó que aún usa botox tras prometer no regresar a recurrir a esa mejora estética. La estrella de reality recibió las inyecciones por vez primera cuando tenía veintinueve años en dos mil diez.

Renunció al procedimiento una vez que su piel tuvo una reacción desapacible. Mas en un episodio reciente de The Kardashians, Kim dijo: «Merced a Dios por el botox», mientras que charlaba del agobio de estudiar para ser letrada.

La dedicada al planeta de la belleza por último aceptó en 2016 que había mejorado cosméticamente su derrière, mas afirmó que se había puesto inyecciones de cortisona para tratar un inconveniente en la piel.

No obstante a todo ello, en los últimos días, se especuló que Kim usó su pérdida de peso para la Met Gala para esconder la supresión de su relleno en los glúteos. La empresaria explicó que bajó la pasmosa cantidad de 16 libras en solo 3 semanas para poder emplear su ajustado vestido de Marilyn Monroe.

No obstante, los seguidores de Kardashian aseguran que «usó la historia» de intentar encajar en el vestido para esconder la reducción de su supuesto alzamiento de pompis.