Manaos, Brasil.- La capital del estado de Amazonas sufre desde este domingo una ola de ataques provenientes de narcotraficantes en respuesta la muerte de uno de sus miembros durante una operación policial.

Este lunes, la ciudad amaneció con las escuelas cerradas y el transporte público paralizado luego de que varias unidades del transporte público fueran incendiados. os criminales también prendieron fuego a una unidad de salud, al edificio del sindicato de transportes y a varias sucursales bancarias. 

Según la prensa local, los narcos aprovecharon que el nivel del río Negro, el principal afluente del río Amazonas, estaba alto por las lluvias para llegar en barca hasta el centro de la ciudad y atacar una comisaría. Los agentes que estaban dentro del edificio contraatacaron y el episodio terminó sin heridos. 

Las autoridades sospechan que estos actos violentos han sido perpetrados por el ‘Comando Vermelho’, una de las mayores organizaciones de narcotraficantes del país, y que controla el narcotráfico y los presidios de Amazonas, puerta de entrada de cocaína del país.