fbpx
Inicio » Inmigración » LA CARAVANA DE HONDUREÑOS Y CENTROAMERICANOS TERMINA UNA DURA SEMANA

LA CARAVANA DE HONDUREÑOS Y CENTROAMERICANOS TERMINA UNA DURA SEMANA

A pie o a lomo de tráilers que abordaban en plena Carretera Transístmica, la primera caravana de migrantes centroamericanos reanudó hoy su marcha desde el sureño estado de Oaxaca hacia el oriental Veracruz, tercera etapa de su odisea por territorio mexicano iniciada el 19 de octubre.

Por la mañana partieron desde Matías Romero hacia Donají, comunidad de apenas 2.300 habitantes a menos de 20 kilómetros de los límites con el estado de Veracruz y por la tarde llegaron al municipio de Sayula de Alemán, de la citada entidad.

Los migrantes, la mayoría hondureños, pasaron en Matías Romero una de las peores noches desde que entraron a territorio oaxaqueño, pues el campo de fútbol que destinaron como albergue a las afueras de la ciudad no tenía área techada, sanitarios, duchas o iluminación.

“El presidente (municipal) sabía que iba a llover y dijo: ‘Que se mojen'”, sostuvo un miembro de protección civil, y agregó que en esta localidad “no se respetaron los mínimos elementos que se deben observar en un refugio, como atención médica, seguridad, apoyo psicológico, actividades recreativas y fumigación”.

UNA SEMANA DIFICIL

La caravana de migrantes , en su mayoría hondureños, reemprendió la madrugada deL jueves su camino a Ciudad de México por una peligrosa ruta del este del país, que pasa por el estado de Veracruz, donde opera el crimen organizado, constató la AFP.

Inicialmente la caravanatenía programado salir del municipio de Juchitán, en el estado de Oaxaca, rumbo a la capital mexicana atravesando esa demarcación y la de Puebla, pero es peligroso hacerlo caminando.

“La ruta que teníamos dispuesta (…) la teníamos que recorrer con autobuses porque es muy larga, porque es muy angosta porque implica peligrosidad”, explicó este miércoles Gina Garibo, una de las voceras de la organización Pueblos Sin Frontera.

Algunos empresarios habían puesto a disposición de la caravana hondureña 71 autobuses pero en el último minuto, 56 fueron retirados. “El gobierno federal ha estado presionando a varios empresarios para que no nos apoyen con medios de transporte, básicamente nos están obligando a que sigamos caminando”, y haciéndolo así es más corto por el estado de Veracruz, añadió Garibo.

Veracruz, de camino a la frontera con Estados Unidos, tiene “un altísimo riesgo de violencia a manos del crimen organizado”. Durante las primeras horas del jueves, algunos migrantes se molestaron al ver que retomaban la carretera por la que llegaron a Juchitán para dirigirse al municipio de Matías Romero Avendaño, en Oaxaca, lo que les demandará una caminata de unas 12 horas.

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elevaba su retórica antiinmigración antes de las elecciones legislativas del martes, los exhaustos centroamericanos que avanzan a pie por el sur del México con la esperanza de llegar a suelo estadounidense dijeron estar en su mayoría perplejos y molestos por unas amenazas que consideraron exageradas.

Trump pasó los últimos días de la campaña hablando de inmigración en un intento de movilizar a los votantes republicanos, y su objetivo favorito fue la caravana de casi 4.000 personas que sigue a alrededor de 1.290 kilómetros (unas 800 millas) del paso fronterizo más cercano. Otros tres grupos más pequeños avanzan por detrás.

El mandatario declaró recientemente que planeaba firmar una orden para detener a los migrantes que crucen la frontera sur y prohibir que quien sea descubierto ingresando de forma ilegal pueda solicitar asilo. Ambas proposiciones plantean dudas legales. Trump afirmó además que dijo a los soldados movilizados en la frontera suroeste que si se enfrentan a migrantes que les lanzan piedras, deberían reaccionar como si éstas fueran “rifles”.

 

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube