MELBOURNE, Australia.- Novak Djokovic realiza un increíble esfuerzo por jugar en el Abierto de Australia a pesar de no estar vacunado contra el COVID-19, esto pasó el sábado a un tribunal superior cuando el tenista número uno del mundo apeló la segunda cancelación de su visa.

El mismo no apareció en la transmisión en línea disponible al público para la audiencia procesal de 15 minutos, la cual comenzó solo dos días antes de que esté programado para jugar su primer partido de 2022.

David O’Callaghan juez que dictaminó que los abogados que representan a Djokovic y al gobierno deberán presentar argumentos por escrito hoy sábado y también programó una nueva audiencia para el domingo.

Alex Hawke, Ministro de Inmigración bloqueó la visa del serbio de 34 años de edad, que originalmente fue revocada cuando aterrizó en un aeropuerto de Melbourne la semana pasada.

Al comenzar la última apelación el viernes por la noche, a Djokovic se le permitió permanecer en libertad, pero el plan era que regresara efectivamente a la detención de inmigrantes cuando se reuniera con los oficiales de la Fuerza Fronteriza de Australia.

AG