Julia Roberts prácticamente toca algo que pudo haberla matado, todo esto mientras que se hallaba grabando la cinta Tique to Paradise.

La actriz de 54 años se reunió con su amigo y coprotagonista George Clooney en esta comedia romántica y descubrió que estuvo a puntito de al menos ir al centro de salud cuando fue a tocar lo que creyó que era una concha marina en Australia.

Roberts le afirmó a Best UK que «¡todo cuanto hay ahí trata de matarte! Fui a tocar algo que creí que era una concha marina y alguien dijo: ‘¡No! No lo toques, es una cosa que verdaderamente te va a matar. Más como un billete al centro de salud que un billete al paraíso'».

Clooney fortaleció la historia y mismo comentó sobre el riesgo de las medusas, aseveró que si te metes al agua, te va a matar. El actor aprovechó la ocasión de trabajar con la Reina de las Comedias Románticas y declaró que no podría haber hecho la cinta sin ella.

La trama de la cinta se centra en una pareja divorciada, David y Georgia, que se ven forzados a unirse para eludir que su hija se case con un sujeto de Bali, Indonesia.

La estrella de Notting Hill estuvo conforme con actuar al lado de George, si bien no es la primera vez que trabajan juntos, ya que lo hicieron en la cinta Ocean’s Eleven en 2021.