Un juez federal ha dictaminado que la ley de Tennessee del período de espera de 48 horas para abortos es inconstitucional. 

En un fallo del miércoles, el juez de distrito de Estados Unidos Bernard Freidman dice que la ley «carga sustancialmente a las mujeres que buscan un aborto en Tennessee». Friedman también dice que el estado no ha demostrado que la ley promueva sus supuestos objetivos. 

Según la ley, una mujer debe hacer dos viajes a una clínica de aborto: el primero para recibir asesoramiento en persona con un médico y antes de la segunda, la mujer debe esperar 48 horas antes de regresar para el aborto.

El miércoles, el juez federal senior de distrito Bernard A. Friedman dictaminó que es inconstitucional. Dijo que «los acusados ​​no han demostrado que el período de espera obligatorio impugnado protege la vida fetal o la salud de las mujeres en Tennessee.

Él dice que la evidencia demuestra que al menos el 95% de las mujeres están seguras de su decisión, el arrepentimiento por el aborto es poco común y el aborto no aumenta el riesgo de que las mujeres tengan resultados negativos en su salud mental. 

El fallo se produce en medio de las audiencias de confirmación de la nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett, de quien los críticos temen que pueda ayudar a debilitar o incluso anular los derechos al aborto en Estados Unidos.