Nuevo León, México. – U joven se quedó atorado a una altura de 60 metros en el cerro del Topo Chico, hasta que elementos de Protección Civil y Grupo de Respuestas a Emergencias en Montaña de Nuevo León lo rescataron.

De acuerdo con las versiones, el joven subió durante la madrugada del martes al dicho cerro, sin esperar quedar atrapado en una pared, a una altura de hasta 60 metros de altura.

Gracias a que los habitantes de la calle 1 de enero, de la colonia 23 de marzo, lograron escuchar los gritos de auxilio que joven, fue que pudieron reportar el caso al número de emergencia 911.

De acuerdo con los socorristas, el joven subió al cerro y mientras lo hacía se resbaló, quedando atrapado y con una lesión de tobillo. Tras el llamado de los vecinos, elementos de Protección Civil del estado acudieron a la parte alta y con unas sogas lo lograron sacar del barranco.

El sujeto fue identificado como Juan, le brindaron atención médica al momento de ser rescatado y se le revisó el tobillo derecho para ser trasladado a un hospital cercano donde le darían una valoración sobre su lesión.

Aparentemente, Juan se encontraba atrapado en el cerro desde las 5 de la mañana, donde quedó recostado a una pared sin poder moverse y no fue hasta poco antes de las 11 de la mañana que las autoridades lo lograron poner a salvo.

MY