El presidente Donald Trump presidió el martes una ceremonia histórica donde Israel normaliza las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, lo que marcó un logro diplomático para el presidente en funciones mientras se dirige a las últimas semanas de su campaña de reelección. 

Benjamín Netanyahu firmó este martes dos acuerdos históricos que normalizan las relaciones de Israel con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin.

Antes de la firma de lo que se ha denominado los “Acuerdos de Abraham”, Trump dijo que los pactos pondrían fin a “décadas de división y conflicto” en la región y marcarían el comienzo del “amanecer de un nuevo Oriente Medio”.

“Gracias al coraje de los líderes de estos tres países, damos un gran paso hacia un futuro en el que personas de todas las religiones y orígenes vivan juntas en paz y prosperidad”, dijo Trump al dirigirse a cientos de invitados reunidos para el evento en el jardín sur de la Casa Blanca.

“Juntos, estos acuerdos servirán como base para una paz integral en toda la región”, agregó el mandatario. 

Y es que el conflicto palestino-israelí ha estado presente en los discursos de todos los firmantes. El primer ministro israelí ha asegurado que el paso supone “un punto de inflexión” para la historia de Israel que “se extenderá por más países árabes”. “Puede poner fin al conflicto palestino-israelí”, ha asegurado Netanyahu y ha destacado los beneficios económicos de las nuevas relaciones en Oriente Medio. 

En ese mismo sentido, el ministro de Exteriores de Emiratos, Abdulá bin Zayed al Nahyan, ha confiado en que el Acuerdo de Abraham suponga un primer paso para crear un Estado palestino. 

“Este acuerdo nos permitirá seguir defendiendo al pueblo palestino y hacer realidad su esperanza de un Estado independiente dentro de una región estable y próspera”, ha dicho el ministro emiratí y ha dado las gracias a Netanyahu por “detener la anexión de los territorios palestinos”. No obstante, el primer ministro de Israel ha asegurado que la anexión de Cisjordania sigue “sobre la mesa”. 

Finalmente, el ministro de Exteriores de Baréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani, ha calificado el pacto de “paso histórico en el camino hacia una paz genuina y duradera” en Oriente Medio, en su discurso antes de la firma. 

Mientras el presidente Trump firma el martes el histórico acuerdo de paz en Oriente Medio entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, el ex presidente de Shell Oil, John Hofmeister, dijo que también es un día para recordar para la energía .

“Creo que esto es casi milagroso en el sentido de que todo podría juntarse tan rápido”, le dijo a Neil Cavuto de FOX Business . “Y, francamente, es un gran día para el mundo. También es un gran día para la energía “.

Hofmeister explicó que los acuerdos, conocidos como los Acuerdos de Abraham, permitirán a estos países que producen una gran cantidad de energía mundial para distribuir productos a la gente, en lugar de invertir en “armamentos” e intentar “dotar de personal militar y buscar el última y mejor arma técnica para usar contra sus vecinos “.

Fuera de la Casa Blanca, activistas pro-palestinos realizaron manifestaciones en oposición a los acuerdos. Los pactos de normalización han generado una condena generalizada de los palestinos, quienes dicen que no sirven a la causa palestina e ignoran sus derechos.

Vea el documento firmado AQUÍ