MÉXICO.- Manifestaron su temor investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México ante la posibilidad de que un “enjambre sísmico“, un conjunto de temblores pequeños que pueden ser imperceptibles para el ser humano, puedan hacer nacer un volcán.

después de que se registraran más de 4 mil 102 sismos desde enero de 2020 hasta la fecha en el estado de Michoacán se lanza la advertencia, región destacada por su actividad volcánica.

El investigador del Instituto de Geofísica y actual director del Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Costa Rica, Carlos Valdés González, aseguró que es “fundamental vigilar y monitorear estos enjambres sísmicos”, pues son “uno de los precursores del nacimiento de un nuevo volcán”.

Dichos fenómenos pueden representar riesgos para la población de la entidad si se manifiestan en conjunto con “otros factores” aclaró.

México es un país volcánicamente activo, especialmente en esa región, donde existen más de mil 200 volcanes pequeños, en el llamado campo de volcanes de Michoacán-Guanajuato, zona donde en 1943 surgió el Paricutín, precedido por una serie de sismos.

El académico refirió que del 1 de mayo al 8 de junio se registraron 242 microsismos en Michoacán, seis de ellos con magnitudes mayores a cuatro; mientras que de enero a junio sumaron 305.

Además, expuso que en enero de 2020 también hubo enjambres sísmicos, por lo que a la fecha el total es de 4 mil 102 sismos.

Foto. Pixabay.

MR