Reino Unido.- El 27 de julio ha iniciado el juicio del ex cardenal Giovanni Angelo Becciu, de 73 años de edad, el cual es acusado de haber gastado ilegalmente cantidades millonarias de dinero de la Iglesia, Esta es la primera vez en la que un cardenal tiene que subirse al banquillo de los acusados en una corte penal en el Vaticano.

También otras nueve personas y cuatro empresas están siendo juzgadas por sus vínculos con una inversión de la Secretaría de Estado de la Santa Sede en un negocio inmobiliario en Londres, Reino Unido. Entre estos acusados se incluyen otros cuatro ex funcionarios del Vaticano y los empresarios italianos.

Becciu, el cual fue hasta 2018 subsecretario de Estado, uno de los cargos más poderosos e influyentes del Vaticano, estaría envuelto en un controvertido acuerdo con dinero de la Iglesia para adquirir un edificio en el barrio londinense de Chelsea por 412 millones de dólares, en modo de inversión.

Según documentos, también ha desviado sustanciales sumas de dinero de “limosnas y donaciones para financiar actividades de personas cercanas a él”.

En septiembre, Becciu renunció a su puesto y su cargo como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, decisión que fue aceptada por el papa Francisco. Tanto Becciu como el resto de los acusados se han declarado inocentes de los cargos que se les imputan.

JPE.