La guardia costera canadiense contemplaba la noche del domingo enviar bomberos a bordo de un barco de carga chipriota, cuyo incendio, que genera desde el sábado gas tóxico frente a la costa de Canadá y Estados Unidos en el Pacífico, forzó la evacuación de la mayoría de la tripulación.

“El incendio en el Zim Kingston fue estabilizado”, indicó el organismo en Twitter al final de la jornada, tras haber movilizado varias embarcaciones durante el fin de semana para controlar el fuego en el carguero. 

“Según las condiciones meteorológicas de mañana (lunes), los bomberos especializados en materiales peligrosos subirán a bordo de la nave para combatir todo fuego que persista y asegurarse que queden apagados”, añadieron los guardacostas, mientras una fuerte tormenta se anuncia para el lunes en la costa oeste de Norteamérica, desde San Francisco a Vancouver.

El armador del navío, la sociedad chipriota Danaos, anunció a AFP el envío a bordo de expertos en siniestros “para asegurarse de que las condiciones estén dadas para permitir el regreso a bordo” de 16 miembros de la tripulación que habían evacuado el sábado. Cinco marinos, incluyendo el capitán, permanecieron a bordo del portacontenedores.

Aunque la situación no parece presentar riesgos en tierra, como una marea negra o una marea tóxica, “fuertes ráfagas de viento son previstas en la región” el domingo por la noche y “los equipos vigilarán la calidad del aire tanto en el agua como a partir de la costa”, precisaron los guardacostas canadienses ante los temores suscitados por el humo químico expulsado por las llamas.

Imagen tomada por la Guardia Costera de Canadá y recibida por AFP el 24 de octubre de 2021, en la que se observa el humo saliendo del buque portacontenedores Zim Kingston frente a la costa del Pacífico de Canadá / AFP

Vientos de 70 a 90 km/h son esperados el domingo por la noche en la región de Victoria en Columbia Británica, cerca de donde está anclado el carguero. La embarcación se halla en el estrecho Juan de Fuca que marca la frontera marítima entre Canadá y Estados Unidos, según el armador.

Se encontraba en estas aguas limítrofes el viernes por la noche “a la espera de poder acceder al puerto de Vancouver, cuando un episodio meteorológico extremo hizo que el barco se escorara, lo que llevó a la caída por encima de la borda de contenedores”, resumió el armador chipriota.

Tras el incidente, dos contenedores dañados se incendiaron el sábado, según la sociedad Danaos, mientras los guardacostas canadienses indicaron el domingo por la mañana que “un incendio estalló en 10 contenedores”.

El capitán del navío tomó entonces la decisión de evacuar y 16 personas fueron rescatadas, según los guardacostas. El capitán del carguero “y personal clave se quedaron a bordo para supervisar la lucha contra el incendio”, precisó Danaos.

“Debido a la naturaleza de los productos químicos a bordo del barco de carga, la aplicación de agua directamente sobre el fuego no es una opción”, resaltaron los guardacostas canadienses en Twitter.

Sin embargo, un remolcador desplegado en el lugar del incendio, el Seaspan Raven, “enfrío el casco del Zim Kingston rociándolo con agua fría” en la noche de sábado a domingo, precisaron las autoridades canadienses.

Imagen tomada por David Boudinot de la Fundación Surfrider Canadá, el 24 de octubre de 2021, en la que se observa el humo saliendo del buque portacontenedores Zim Kingston frente a la costa del Pacífico de Canadá / AFP

Según la televisión pública Radio-Canadá, 40 contenedores se perdieron en el océano Pacífico y los guardacostas canadienses y sus homólogos estadounidenses trabajan juntos para hallarlos.

La guarda costera erigió una “zona de urgencia” de dos millas náuticas prohibidas a la navegación alrededor del buque.

El carguero transportaba más de 52 toneladas de productos químicos según Radio-Canadá, que cita a la guardia costera.

© Agence France-Presse