Foto. pixabay

Estados Unidos.- Los devastadores incendios forestales en todo el oeste de Estados Unidos han enviado humo a través del país e incluso a Europa. Con ese humo viene la mala calidad del aire, no solo para quienes están cerca de los incendios, sino para todo el continente. Todas las cosas que se están quemando, los árboles, la hierba, los arbustos, las casas, se convierten en hollín y nuestros pulmones las absorben.  Las imágenes de satélite de la NASA muestran humo a miles de kilómetros del incendio. La NASA dice que el humo contiene aerosoles, una combinación de partículas que transportan cosas dañinas al aire y a los pulmones.

“Esta contaminación, nadie sabe qué tan gravemente se verá afectada, pero si extrapolamos de la calidad del aire anterior no es buena”, dijo el Dr. Malik Baz, director médico del Centro de Alergia y Sius de Baz. “El efecto secundario a largo plazo, lo veremos muchos, muchos años en el futuro”. La calidad del aire es siempre un problema para esta parte del estado y los incendios multiplican el problema. Baz’s opera 13 ubicaciones en California, todas ellas están ocupadas ya que California Central es esencialmente un gran cuenco rodeado de montañas que atrapan la contaminación sobre el valle. “Las personas con problemas respiratorios, alérgicos, asma, de los senos nasales, cada vez que la calidad del aire empeora, sus síntomas empeoran”, dijo Baz. “Les afecta pero esta calidad del aire, no importa si tienes problemas respiratorios o no, todos se ven afectados”.