Xiomara Castro. Captura del video publicado en las redes sociales.

La Ceiba, Honduras. Recientemente, los medios locales reportaron que, en una rara muestra de unanimidad, el Congreso de Honduras votó el mes pasado para revocar una controvertida ley que había facilitado uno de los proyectos económicos más odiados en esta nación centroamericana.

Se dijo que la ley permitió la creación de zonas especiales de desarrollo económico, conocidas por las siglas en español ZEDE, enclaves corporativos semiautónomos donde los inversionistas podían gobernar como si fueran entidades independientes, aprovechando esquemas tributarios, fuerzas de seguridad y regulaciones laborales separadas.

Aclararon que la revocación por parte del Congreso de la ley ZEDE, aprobada en 2013 y firmemente respaldada en los años siguientes por la administración del ahora encarcelado expresidente Juan Orlando Hernández, significa que tales proyectos ya no tienen cabida en el marco del ordenamiento jurídico hondureño.

Por su parte, Xiomara Castro, quien es la presidenta de izquierda que asumió en enero, agradeció al Congreso por “derogar las criminales ZEDE y derrotar a quienes intentaron robarnos nuestra soberanía”. Castro, la primera mujer jefa de estado en Honduras, había hecho de la revocación de la ley ZEDE una promesa de campaña distintiva

Te puede gustar: Capturaron a inmigrantes pandilleros y delincuentes sexuales en Edinburg

Los medios dijeron que si bien los inversionistas extranjeros y las luminarias de Silicon Valley habían apoyado intermitentemente a las ZEDE como motor del desarrollo económico, muchos hondureños pasaron años protestando contra ellas, diciendo que los enclaves desplazarían a los residentes rurales mientras vendían la soberanía nacional.

Se dijo que, por su parte, defensores de las ZEDE han argumentado que crearían un ambiente libre de corrupción gubernamental y papeleo burocrático, lo que en última instancia traería empleos y dinero a las regiones empobrecidas de Honduras, los opositores y activistas sociales dicen que tales afirmaciones fueron exageradas.

Se mencionó que había varias ZEDE en funcionamiento en Honduras, incluida Ciudad Morazán, en la ciudad de Choloma; Prospera, a lo largo de la costa norte; y Orquídea, en el sureño departamento de Choluteca

Cabe destacar que aún no está claro exactamente cómo afectará la derogación a las empresas que compraron el esquema ZEDE durante la última década.