Nashville, Tenn.- Dos fiscales del condado de Hamilton resolvieron un caso de homicidio que estaba sin resolver.

El asistente del fiscal de distrito ejecutivo Cameron Williams dijo que Adam y Ricky Saysongkham se declararon culpables de homicidio voluntario con una sentencia de prisión de seis años por el asesinato de José Avenado, de 25 años, en Nashville.

El Fiscal General Neal Pinkston, dijo que un testigo proporcionó información. Este caso se remonta al 18 de abril de 2007 en horas de la madrugada, cuando Metro Police respondió a una llamada en Dominion House Apartments en Lindbar Drive.

Al llegar a la escena, encontraron a Avenado, quien recibió un disparo en su cuello y quien posteriormente fue declarado muerto en un hospital local.

Tras recolectar evidencia, testigos presenciales informaron que enfrentaron a los sospechosos, lo que provocó un breve altercado que resultó en que uno de los sospechosos perdiera dos camisas y un collar. Ambos jóvenes sospechosos huyeron del área.

Más tarde, la policía identificó a un sospechoso con un testigo presencial que confirmó la identidad en una rueda de reconocimiento, pero el caso se enfrió en 2007 cuando los testigos no comparecieron ante el tribunal.

Dos de los testigos presenciales recibieron acuerdos de inmunidad antes de entregar información crucial necesaria para resolver el caso. En el momento del asesinato, Adam Saysongkham tenía 17 años y su hermano Ricky 19.