Utah.- En el año 2019, un hombre identificado como Michael Chad Breinholt, de 31 años de edad fue asesinado por un miembro del Departamento de Policía de West Valley City mientras se encontraba esposado dentro de una comisaría.

Tras dos años, el periódico The Salt Lake Tribune tuvo acceso a las imágenes sin editar de una cámara corporal policial que ofrece una visión más amplia de los hechos.

Breinholt, había sido arrestado el 23 de agosto de 2019 tras aparecer ebrio en el lugar de trabajo de su novia, la cual les comentó a los dos oficiales que llegaron a la escena que temía por la salud mental de su pareja. Presuntamente, el hombre habría ingerido una alta cantidad de pastillas junto al alcohol con el propósito de quitarse la vida.

El detenido no portaba armas, pero una prueba de alcoholemia reveló que su nivel en sangre era más de tres veces el límite legal en Utah, por lo que fue arrestad y trasladado a una comisaría.

Dentro de la comisaría, se produce una pelea en la que Michael intenta agarrar el arma de uno de los uniformados, en ese instante, el sargento Tyler Longman entra corriendo en la habitación donde sucede el forcejeo, le agarra la cabeza a Breinholt y antes de dispararle le grita: “Estás a punto de morir, amigo mío”, asegura el diario.

Tras la muerte de Breinholt, el comité de revisión de incidentes del Departamento de Policía lo absolvió y solo lo puso bajo licencia administrativa.

Actualmente el proceso sigue pendiente y a la espera de que el fiscal de distrito del condado de Salt Lake, Sim Gil, decida si el disparo fue justificado o no y si se presentarán cargos contra Longman.