Tras la visita a la peluquería, un hombre recibió la peor noticia que alguien le pudiera dar.

Se trata de Nicholas Smithson, de 38 años, a quien le hacían un corte de cabello y su estilista notó algo extraño en su cuello, por lo instó a acudir al médico. El hombre hizo caso a la recomendación del peluquero y visitó a dos profesionales de la salud, sin embargo, ambos le entregaron la misma noticia.

Smithson tenía un lunar sospechoso, que con el tiempo fue aumentando de tamaño. Ante la falta de respuestas, el hombre decidió acudir a un especialista. Fue así que al realizarse una biopsia de inmediato se descubrió que el lunar era en realidad un melanoma nodular, un tipo de cáncer a la piel, pública portal británico Mirror.

Por si fuera poco, también le dijeron que el tumor se había propagado más allá del lunar ennegrecido, alcanzando sus ganglios linfáticos.

En este terrible escenario, los doctores le dijeron que posiblemente la próxima Navidad sería la última; esto lo dejó en estado de shock. “Era el peor escenario posible”, recordó Smithson.

“Recuerdo que miré a mi pareja y le dije: ‘Me voy a morir, esto me va a matar’. Fuimos a mi casa y simplemente nos quedamos mirando la pared en blanco y lloramos”, agregó en conversación con The Courier Mail.

Sus amigos y familiares han estado con él y decidieron abrir una cuenta de recaudación de fondos a través de GoFoundMe, para que Smithson pueda aprovechar al máximo el tiempo de vida que le queda.

El pasado 11 de septiembre, Nicholas escribió un mensaje en la plataforma en el que agradeció las donaciones que ha recibido. “Toda su generosidad ha aligerado la carga para mí y para Hazel (mi pareja). Las contribuciones de todos nos ayudan enormemente a ambos en esta montaña rusa de viaje, y estamos increíblemente agradecidos”, manifestó.