Florida.- Las autoridades del estado de Florida continúan investigando la muerte de una infante de dos años de edad que fue abandonada en un auto con altas temperaturas por la mujer hispana Juana Pérez-Domingo.

Domingo, de 43 años de edad, permaneció este lunes detenida en la prisión del condado de Miami-Dade y tras los hechos la mujer enfrenta cargos de homicidio por negligencia agravado tras el fallecimiento de la pequeña Joselyn Méndez el pasado viernes.

La madre de Joselyn le pagaba $40 semanales a Pérez-Domingo para que llevara a su hija a un centro de cuidado. El día de la tragedia, la mujer recogió a la niña a eso de la 6:30 a.m.

Según los informes locales, la madre le dijo a las autoridades que la responsable trasladó a la víctima hasta su casa y la ubicó en la tercera fila de una minivan con el cinturón de seguridad poco después de las 8 a.m. y no en un asiento para niños.

Luego se distrajo y se olvidó de la niña, no fue sino hasta horas después que regresó al auto y la encontró inconsciente.

El referido medio reportó además que la latina estaba conduciendo sin licencia. No está claro si lo anterior implicará la presentación de más cargos criminales contra la mujer.