Acusaron a tres personas por encerrar a un niño pequeño en una jaula para perros. Una de las implicadas es la propia madre. El hecho ocurrió en Tennessee este jueves. En los alrededores de la jaula, había ratones y serpientes.

Los oficiales descubrieron al niño encerrado, en Buchanan, este jueves. Ellos habían recibido reportes sobre abuso animal, por lo que acudieron a la propiedad.

Recomendado para ti: CBP investiga a un bote que llegó con 11 personas las cuales huyeron

Por su parte, Henry Monte Belew, quien es sheriff del condado, dijo que la jaula era una perrera. Indicó que el niño de 18 meses tenía tiempo viviendo allí. Aseguró que la jaula estaba llena de insectos y olía a orine.

Belew precisó que, en la sala de estar, tenían al bebé enjaulado. Además, había ocho serpientes y el alimento de estos animales cerca de la jaula del bebé.

“Ocho serpientes en la misma habitación, luego ratones corriendo por todas partes”.

Declaró Belew.

Informaron que la madre del bebé fue identificada como Heather Scarbough, de 42 años de edad. Ella fue una de las arrestadas. Los otros detenidos fueron su esposo Thomas Jefferson Brown, de 46 años, y su padre Charles Brown, de 82. Cabe destacar que los trabajadores de bienestar infantil se llevaron al bebé.

Todos fueron acusados de abuso infantil agravado, crueldad agravada hacia los animales, posesión de un arma, fabricación de marihuana y posesión de parafernalia de drogas.

En total, los agentes incautaron en el lugar:

  • 17 armas
  • 56 perros
  • 10 conejos
  • 8 serpientes
  • 6 gallinas y gallos
  • 4 periquitos
  • 3 gatos
  • 1 faisán
  • 1 Geco

Con información de Fox News.