fbpx
Inicio » Inmigración » GUATEMALA PIDE INVESTIGACÓN TRAS MUERTE DE SEGUNDO MENOR FALLECIDO EN MANOS DE PATRULLA FRONTERIZA

GUATEMALA PIDE INVESTIGACÓN TRAS MUERTE DE SEGUNDO MENOR FALLECIDO EN MANOS DE PATRULLA FRONTERIZA

Guatemala.- El gobierno de Guatemala pidió este martes a Estados Unidos una investigación “clara” de la muerte de un niño guatemalteco de ocho años bajo custodia de la patrulla fronteriza, un caso similar al de la menor Jakelin Caal, de siete, quien falleció hace dos semanas.

“El gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, solicitará una investigación clara y resguardando el debido proceso sobre este caso a las autoridades estadounidenses”, detalló la cancillería local en un comunicado.

El servicio de vigilancia de fronteras de Estados Unidos (CBP) informó en un boletín proporcionado a la AFP que el niño murió poco después de la medianoche, el 25 de diciembre, en el Centro Médico regional de Gerald Champion, en Alamogordo, en Nuevo México.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), el niño no identificado murió la madrugada del martes luego de mostrar “signos de enfermedad potencial” el lunes. CBP dijo que el niño, acompañado por su padre, fue llevado al Centro Médico Regional Gerald Champion en Alamogordo, Nuevo México.

Una vez allí, CBP dijo que al niño se le diagnosticó un resfriado, pero cuando se lo evaluó, los médicos descubrieron que tenía fiebre. CBP dijo que estuvo detenido durante otros 90 minutos, le recetó medicamentos para la fiebre y lo liberó.

Horas más tarde, CBP dijo que el niño de 8 años regresó al hospital con náuseas y vómitos y murió poco después.

El jefe de la Academia Americana de Pediatría (AAP) dijo que su muerte era “prevenible” y pidió una supervisión médica pediátrica de los centros de detención que albergan a niños migrantes.

El 8 de diciembre, la niña guatemalteca de 7 años Jakelin Caal falleció en un hospital de El Paso, Texas, por causas aún no reveladas después de haber sido detenida junto a su padre tras cruzar ilegalmente la frontera desde México en la noche del 6 de diciembre.

Según el diario The Washington Post, que citó al CBP, la niña habría fallecido por “deshidratación y shock”. La menor fue repatriada a Guatemala el domingo para ser velada y sepultada en el poblado indígena de Raxruhá, en el norte del país.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube