Montgomery, Alabama. La gobernadora Kay Ivey informó este miércoles que Alabama cambió a la responsabilidad personal en la lucha contra el COVID-19. Cumplieron con su promesa de dejar que una orden estatal de mascarillas expire el viernes.

Ivey indicó que está emitiendo una orden de salud “muy reducida” que tiene pocas restricciones. Alienta a las personas a seguir tomando precauciones, como el uso voluntario de máscaras. Sin embargo, ya no incluye una orden de máscaras en todo el estado.

Noticia recomendada: Un sujeto de Florida ganó un $ 1 millón en la lotería

Alabama abrió la elegibilidad para la vacuna a cualquier persona de 16 años o más hace dos días. Los funcionarios de salud estatales informaron que las hospitalizaciones por virus. Indicaron que el porcentaje de pruebas positivas y el número de casos diarios están alcanzando algunos de los números más bajos en un año.

“Finalmente estamos doblando la esquina. Si bien aún no hemos combatido esta enfermedad mortal. Parece que, gracias a Dios, estamos en la recta final. Por favor, continúe usando el sentido común y pronto veremos el final de COVID-19”.

Expresó Ivey.

La gobernadora republicana precisó que seguirá usando una máscara con otros después del viernes. Instó a otros habitantes de Alabama a hacer lo mismo. También llamó a las personas a respetar las empresas que exigen que los clientes usen máscaras.

Solo el 25% de la población de Alabama ha recibido al menos una dosis. Esto es muy por debajo del 70% o más que muchos expertos dicen que es necesario para lograr la inmunidad colectiva.

Mascarillas
Mascarillas. Fuente de la imagen: Pixabay