La Organización Mundial de la Salud ha dado marcha atrás en su postura original de COVID-19 después de pedir a los líderes mundiales que dejen de cerrar sus países y economías. Así lo dijo el doctor David Nabarro en una entrevista con un medio británico The Spectator.

“Los cierres sólo tienen una consecuencia que nunca jamás debes menospreciar, y es hacer que la gente pobre sea mucho más pobre”

Enfatizó en el índice de pobreza se ha incrementado últimamente en los países a raíz de las medidas de cierre para combatir el COVID-19.

“En la Organización Mundial de la Salud no abogamos por los cierres como medio principal de control de este virus”, dijo el doctor Nabarro al medio británico.

La principal crítica de Nabarro a los bloqueos se refería al impacto global, especialmente, en el turismo. “Basta con mirar lo que ha sucedido con la industria del turismo en el Caribe, por ejemplo, o en el Pacífico, porque la gente no está tomando sus vacaciones”, dijo.

Según la OMS, el único momento en que un cierre o una cuarentena está justificada es para ganar tiempo en la reorganización, reagrupación y equilibrio de los recursos, además, en la protección a los trabajadores de la salud que se encuentran en la primera línea de batalla contra el virus.

“Esta es una catástrofe global terrible y espantosa en realidad”  , agregó Nabarro. “Por eso, realmente apelamos a todos los líderes mundiales: deje de usar el bloqueo como método de control principal, desarrolle mejores sistemas para hacerlo, trabajen juntos y aprendan unos de otros, pero recuerde: los  bloqueos solo tienen una consecuencia que nunca debe menospreciar , y eso está haciendo que la gente pobre sea muchísimo más pobre “.

VIDEOS POPULARES: