Estudiantes de La Plata de Argentina fue efectivo en la definición y tomó ventaja de la mala hora de Fortaleza para lograr un empate 1-1 este jueves en Brasil, en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores 2022.

La Pincha tuvo capacidad de reacción a través de su delantero Leandro Díaz para poner la paridad en el minuto 63, luego de empezar perdiendo con una anotación del ariete argentino Silvio Romero (55) celebrada a rabiar por la multitud que colmó el estadio mundialista Arena Castelão, en la ciudad de Fortaleza (noreste).

El equipo de Ricardo Zielinski supo contener, sin apelar a fórmulas ultradefensivas, las embestidas de los brasileños, que en su primera disputa de esta fase del torneo sudamericano sufrieron los mismos males que los tienen colistas del Brasileirao.

La llave se definirá el jueves 7 de julio en Argentina. El ganador chocará en cuartos con el vencedor de la serie entre Athletico Paranaense y Libertad. El Furacão lleva la ventaja tras triunfar por 2-1 en Curitiba.

– Estrategia eficaz –

Los entrenamientos previos al juego, en los que Zielinski dispuso de una línea de cinco defensores, hicieron creer que Estudiantes sería conservador en Fortaleza.

Quizás de esa forma el entrenador pretendió tomar precauciones para evitar hilar tres derrotas consecutivas, luego de los dos reveses en los últimos juegos del torneo argentino, donde marchan en la posición 17 de 28.

El Ruso ejecutó lo practicado, pero sin que los argentinos se resguardaran en el área del portero Mariano Andújar. La zaga se implantó casi en el medio campo, dificultando la circulación del balón y la construcción de jugadas de los locales.

La Pincha cumplía en la retaguardia, pero tres deslices en la marca estuvieron cerca de desdibujar su estrategia, y de paso pusieron en evidencia la maldición que tiene colista de la liga brasileña a Fortaleza: pecar en definición y desconcentrarse en los segundos tiempos.

Primero, un tiro de media chalaca del zaguero ecuatoriano Anthony Landázuri (41), en un córner, bordeó el travesaño. Luego, Fernando Zuqui (45+1) sacó la pelota de la raya después de que Moisés gambeteó a dos rivales y eludió al portero. Y, después, en el gol, Romero remató con zurda, el balón chocó en un rival y despistó a Andújar hasta cruzar la línea final en cámara lenta.

AFP
Manuel Castro, de Estudiantes de La Plata, disputa la pelota con Juninho Capixaba (D), de Fortaleza, durante un partido de la Copa Libertadores jugado en Fortaleza, Brasil, el 30 de junio de 2022

– Revivir la pesadilla –

En el ataque, sí, podría condenarse la poca ambición de los argentinos, que apenas generaron dos opciones de gol, aunque con una efectividad que los nordestinos debieron envidiar. 

El lateral Leonardo Godoy (24) avisó primero al entrar a sus anchas al área y desenfundar un derechazo violento que Marcelo Boeck despejó sin que Estudiantes capitalizara el rebote.

Al regreso de los camerinos, Díaz puso las tablas dos minutos después de sustituir a Franco Zapiola con un izquierdazo bombeado, que conectó antes de caerse tras un pase de la muerte de Emmanuel Mas.

El empate revivió las reiteradas pesadillas del técnico del Tricolor del Pici, el argentino Juan Pablo Vojvoda, en lo que va del Brasileirao: no aprovechar las opciones generadas y perder la ventaja en el segundo tiempo.

Inocente de los cargos de no intentarlo, Fortaleza es culpable de no aprender las lecciones, y frente a un tetracampeón de la Libertadores hay poco margen de error.

raa/cl

© Agence France-Presse