Foto. pixabay

SAN DIEGO CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS.- El pequeño Kurt se parece a cualquier otro caballo bebé mientras retoza juguetonamente en su corral. Pero el potro de color pardo de 2 meses es en realidad un clon.

Fue creado fusionando células tomadas de un semental de Przewalski que son nlos tradicionales y legendarios caballos mongoles que por cierto ya están en peligro de extinción,  en el zoológico de San Diego en 1980.

Las celdas, que estuvieron congeladas en el zoológico durante 40 años, fueron infundidas con un huevo de un caballo doméstico que dio a luz a Kurt hace dos meses.

El bebé recibió su nombre de Kurt Benirschke, fundador del zoológico congelado del zoológico de San Diego, donde se almacenan miles de cultivos celulares.

Los científicos esperan que Kurt ayude a restaurar la población de Przewalski, que solo cuenta con unos 2.000.